Garmon Energía
Ctra. Olmedo, 2 nave 1 - Polígono El Silo
Apdo. Correos, 7 - 40200 CUÉLLAR (Segovia)
Tel./Fax: 921 143 100

Tu ahorroNuestro Objetivo

Ingeniería de Gestión Energética

OCA de ALTA y BAJA TENSIÓN. No pierdas de vista las inspecciones obligatorias a instalaciones eléctricas.

 

 

Jesús Ángel García. Director técnico de Ingeniería Garmon

El momento que vive el campo justifica dedicar un minuto a repasar qué suministros tienen la obligación de pasar esta inspección y cada cuánto tiempo.

 

 

¿Quién realiza estas inspecciones obligatorias?
Los Organismos de Control Autorizado OCAS como son: SGS, ATISAE, INGEIN, etc.

 

 

 

Alta tensión
Afecta a cualquier suministro que disponga de transformador propio. En este caso las inspecciones se pasan cada tres años, de forma análoga si la inspección no se hubiese pasado en plazo o estuviese caducada; los tres años comienzan a contar desde la última que se pasó.

 

Baja tensión
Las instalaciones eléctricas en baja tensión de especial relevancia que se citan a continuación deberán ser objeto de inspección por un Organismo de Control, a fin de asegurar el cumplimiento reglamentario a lo largo de la vida de dichas instalaciones.

Serán objeto de inspección, una vez ejecutadas las instalaciones, sus ampliaciones o modificaciones de importancia y previamente a ser documentadas ante el órgano competente de la comunidad autónoma, las siguientes instalaciones:

a) Instalaciones industriales que precisen proyecto, con una potencia instalada superior a 100 kW.
b) Locales de Pública Concurrencia.
c) Locales con riesgo de incendio o explosión, de clase I, excepto garajes de menos de 25 plazas.
d) Locales mojados con potencia instalada superior a 25 kW.
e) Piscinas con potencia instalada superior a 10 kW.
f) Quirófanos y Salas de Intervención.
g) Instalaciones de alumbrado exterior con potencia superior a 5 kW.

 

Inspecciones periódicas
Serán objeto de inspecciones periódicas, cada cinco años, todas las instalaciones eléctricas de baja tensión que precisaron inspección inicial, y cada 10 años, las comunes de edificios de viviendas de potencia total instalada superior a 100 kW.

 

El no tener al día dichas inspecciones puede ocasionar diversos problemas:
-No poder realizar trámites con la compañía comercializadora/distribuidora (aumentos/disminución de potencia, cambios de titularidad…).
-Ante un incidente de índole eléctrico (incendio…), puede haber problemas con los seguros, ya que este documento garantiza que las instalaciones eléctricas están en perfecto estado con respecto a la normativa legal existente en el momento de la instalación.
-Al ser obligatorias por ley, ante cualquier inspección de Industria, pueden abrirnos un expediente sancionador si no están hechas o están caducadas.
-Recomendamos que se pongan en marcha para que, a través de una empresa autorizada, pueda cumplir con la normativa.

 

Otras medidas de seguridad que debemos tomar en los regadíos para no pagar penalizaciones en la factura eléctrica son:
Revisar antes y durante la campaña que tanto los relojes de los contadores estén en hora, como nuestros relojes programadores.
Un sistema que combina el contador de la compañía y los relojes programadores es el sistema de parada de bombas de Garmon, que se sincroniza con el reloj del contador de la compañía y evita sobrecostes en la factura eléctrica, además de tener el control de la energía demandada.

 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Campo-CyL.jpg